Sobre mí

cristina amor superando la depresion

Me llamo Cristina Amor Bodega, nací en Madrid en el mes de las flores de 1971 y viví en Torrejón de Ardoz hasta los 29 años que me trasladé a vivir a Alcalá de Henares donde pasé y superé la depresión

Desde mi infancia fui creciendo como una buena niña, responsable, respetuosa, que no transgredía las normas e iba haciendo lo que marcaba la sociedad, buena estudiante, hija, hermana, esposa y… antes de ser madre me sumí en una fuerte depresión que puso patas arriba mi vida y la forma de verla.

Como mujer asumí bastante el papel de cuidadora, que nos hace olvidarnos de que a las primeras que tenemos que cuidar es a nosotras mismas y esto, junto con todos mis otros papeles de excesiva responsabilidad, respeto hacia los demás sin respetarme a mí misma y seguir tanta norma, me fue hundiendo y minando.

Hasta que a principios del 2004 caí en una depresión donde perdí por completo las ganas de vivir, ya que no le veía ningún sentido a la vida, no tenía energía para levantarme y comenzar un nuevo día, me aislé de amistades, incluso de mi propia familia, perdí el trabajo, sólo tenía pensamientos negativos y catastrofistas, me irritaba con facilidad, no me veía capaz de hacer nada y me odiaba a mí misma por ello.

Además, la tensión que me generaba este estado mental me afectaba también físicamente, con dolores de cabeza, de espalda, y sólo quería dormir, aunque no fuese un sueño reparador ni agradable.

Aunque en esos momentos sientes una profunda soledad, la realidad es que nunca estamos solos y allí tenía a mi familia que se preocupó por llevarme primero al médico, que me diagnosticó depresión y me mando ansiolíticos y antidepresivos. Y posteriormente a una psicóloga, Salvadora Molina, que fue la que me descubrió las terapias naturales y fue cuando mi vida dio un cambio radical.

Las primeras terapias que conocí fueron ¡Reiki y Flores de Bach! Y preferí seguir con este tratamiento en lugar de tomar los medicamentos que me recetó el médico. Para mí son mis pilares y las que me han ayudaron inicialmente a recobrar la energía y equilibrar mis emociones ¡que andaban como locas!, cambiando la profunda tristeza por la alegría de vivir.

Poco a poco me fui encontrando como persona, aceptándome tal y como soy, evolucionando hacia mi mejor versión y descubriendo mi verdadera vocación, ¡acompañar a otras personas a mejorar su calidad de vida! Por lo que continué formándome y descubriendo otras terapias y herramientas que también servían para modificar esas conductas dañinas hacía una misma, como estar siempre pensando en cosas negativas, que no somos capaces de conseguir nada en la vida, que hemos perdido nuestra vida haciendo esto o aquello y mil cosas más que nos pueden atormentar.

Han sido años de trabajo personal intenso, pero que me han llevado al punto en el que me encuentro ahora mismo, donde gracias al método “Amor” que he desarrollado utilizando todas las herramientas y terapias que tengopuedo acompañar a mujeres que sufren la depresión a encontrar de nuevo la alegría de vivir y sentirse plenamente realizadas en su vida.

cristina amor bodega superando la depresion

Si quieres saber más sobre mí y sobre mi formación te invito a…